Más etiquetas…

La Base de datos, que estará disponible en algunas semanas en su primera versión, tiene un nuevo tipo de etiquetas: las historiográficas. Entiendo que es una decisión tan virtuosa como difícil, pero puedo explicarlo. Siento que estoy haciendo heroico, como la esposa de Asdrúbal, antes de degollar a sus hijos y tirarse hacia las ruinas de un templo en llamas, claro.


Ercole de’ Roberti, La esposa de Asdrúbal y sus hijos, 1490/1493.

 Quiero explicar un poco mejor este nuevo elemento y sus alcances. Parte de los fundamentos de mi tema de investigación actual (mujeres artistas en las décadas de 1920 y 1930) pasa por el cuestionamiento a los modos de inscripción de estas mujeres en la literatura canónica, algo que comencé a hacer para mi tesis (ahora Trazos invisibles). Me había parecido que las peor paradas eran las artistas de fines del siglo XIX, pero las de las décadas de 1920 y 1930 tampoco fueron reconocidas… Y, sí, estoy usando un eufemismo.


Mi estante de historias generales.

Por ahora voy a considerar algunos libros fundamentales, cuya selección tengo que pensar detalladamente. Por supuesto, aquellos textos que trabajé en Trazos invisibles y que me han brindado elementos para evaluar el peso asignado a las mujeres como creadoras culturales. ¿Vale la pena incorporar algunos textos más recientes? Voy pensando estos temas mientras sigo cargando datos, terminando textos y retocando programas…


Jean-Honoré Fragonard, Joven leyendo, 1770.

2 thoughts on “Más etiquetas…

  1. ¡Hola! Estuve leyendo los artículos sobre artistas mujeres que publicaste en la revista Ñ y me interesaron mucho. Como soy colaboradora de Wikipedia, me puse a editar los artículos sobre estas artistas que ya existen en la plataforma, que tenían muy poca información. Sería enriquecedor también agregar imágenes de las obras que produjeron, pero tienen que ser de acceso libre (sin copyright). Por eso te escribo: quería preguntarte dónde habías conseguido las imágenes que incluís en los artículos, y si sabés si se pueden compartir de forma pública (el propietario de los derechos tiene que permitirlo).
    ¡Muchas gracias y disculpas por la molestia!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *